Home

Playa

icon

Disfrutar la playa es el mejor programa en la Playa de Siriú, poca gente y mucha arena blanca para caminar. Esta actividad puede ir acompañada de muchas otras como surfear, coquetear o simplemente relajar. Partiendo de Siriú en dirección al norte, conozca las playas de Gamboa y Guarda do Embaú. En dirección al sur encontramos las playas de Silveira, Ferrugem, Ouvidor, Vermelha, de Rosa, entre otras.

Garopaba

icon

Garopaba, la antigua villa de pescadores, descubierta por los hippies y surfistas en los años 70, dejo buena parte del bucolismo para atrás, pero preserva todavía algunas calles de tierra, ingenios y la pintoresca iglesia blanca en lo alto de la playa central, siempre rodeada por coloridos barquitos.

Posada

icon

La Posada posee diez chalés con cuarto matrimonial en el entrepiso, sofá-cama y camas extras en la sala. Cocina equipada con heladera, cocina eléctrica, microondas, vajilla y demás utensilios. Baño con box. Ventiladores de techo. Sábanas y toallas. Terraza con mesa y hamaca paraguaya para disfrutar de una linda vista panorámica para el mar y las montañas.

Hospedaje

icon

La Posada está localizada 6 km al norte de la ciudad de Garopaba. Es en verano que la posada se anima para esperar al turista en busca de vacaciones tranquilas, en un ambiente bucólico, rodeada de montañas verdes, dunas y un mar azul y transparente. También recomendamos su visita de julio a octubre, cuando las ballenas Franca están en la región para procrear y amamantar sus crías.

Litoral Catarinense

icon

Para quien gusta de caminadas, los senderos son una opción de Siriú que llevan a usted hasta la cima de las montañas, proporcionando vistas maravillosas para los alrededores. A lo largo de los caminos de tierra, la vegetación nativa y los escenarios paradisíacos alejan el cansancio. El sendero a lo largo de la Cascada de Siriú es una opción interesante donde usted puede aprovechar y refrescarse en sus aguas.

Ballenas

icon

La caza de las ballenas francas fue oficialmente prohibida solamente en 1972, lo que llevo a que este animal se alejase de nuestras costas por muchos años, pero nuevamente están volviendo para procrear y amamantar sus crías. Siriú pasa a ser el local perfecto para observar las ballenas en su ambiente natural. Tener la posibilidad de ver una criatura mágica de cerca es, ciertamente, una experiencia inolvidable.